Mi Ciudad SCQMi Ciudad SCQ en iTunesImage Map

La leyenda del "home santo" de Bonaval

Ubicación

San Domingos de Bonaval
Rúa de Bonaval
España
42° 52' 54.84" N, 8° 32' 18.8376" W

La leyenda del hombre santo está esculpida en las piedras del Pórtico de Bonaval.

A las puertas de la vieja muralla de Santiago, junto al lugar llamado Porta do Camiño por el que aún hoy entran los peregrinos en la almendra del casco histórico, un cruceiro y un pórtico guardan una hermosa historia dispuestos a contársela a todo aquel que decida frenar sus pasos y prestarles atención.

Los hechos se remontan a 1330, año en que el herrero Juan Tuorum fue acusado y juzgado culpable de encabezar una revuelta. A pesar de que él defendía su inocencia, fue condenado a muerte. Cuando era conducido al rollo para su ejecución, el herrero cayó a los pies de la imagen de la Virgen para solicitar que se reconociese su falta de culpa orando "ven e váleme". Ante la mirada atónita de los presentes, el reo cayó allí mismo fulminado, un hecho que todos consideraron muestra de su inocencia, interpretándose que la Virgen lo había salvado de su ajusticiamiento público.

Juan Tuorum recibió sepultura en aquel mismo lugar, donde se colocó el cruceiro que aún hoy se conoce como el del Home Santo (hombre santo), nombre que también recibe una de las calles del recorrido. La inscripción del Pórtico de Bonaval hace referencia a este hecho.

El cruceiro preside el pequeño parque sito en la Porta do Camiño, último cruce con tráfico de coches antes de llegar a la Catedral.  Entre su ubicación primigenia cerca del Pórtico de Bonaval y la actual, el cruceiro estuvo un tiempo “desterrado” por el Ayuntamiento a la entrada de la carretera de Curtis, en Lavacolla.
 

Categoría de artículo: